Cuántos colores tiene el oro y por qué hay tantos diferentes

Todos asociamos el oro o las piezas de este metal con un color dorado. Sin embargo, el oro puede adquirir una gran variedad de tonalidades y colores. Como veremos más adelante, estos colores se consiguen al mezclar el oro con diferentes metales. Una característica indispensable cuando se habla de la compra venta de oro.

El oro es uno de los metales más utilizados dentro del sector de la joyería. Un metal que, en función de su calidad, puede ser más o menos puro y que se emplea sobre todo para hacer anillos, collares, pulseras, pendientes y todo tipo de piezas de valor. De hecho, cuando compras oro hay que saber que si la joya es 100% oro tiene 24 quilates, mientras que si es 75% oro tendrá 18 quilates y el 25% estará compuesto por otros metales.

Cuántos colores de oro hay

Ya que hablamos de su pureza, hay que resaltar que en joyería el oro puro o de 24 quilates no se utiliza por su carácter blando. Generalmente, el oro se mezcla con otros metales para así conseguir una aleación mucho más fuerte y duradera. Dependiendo del metal empleado y de la proporción de la mezcla, se obtiene un color u otro.

De esta forma, se pueden observar en el mercado hasta 9 colores de oro diferentes: amarillo, blanco, rosa, rojo, verde, gris, púrpura, azul y negro. No obstante, el color del oro no tiene que ver de forma directa con su calidad. Conocemos, a continuación, algunas de sus características particulares más interesantes.

Oro amarillo

El amarillo es el color propio del oro y el más utilizado en el mundo de la joyería. Suele ser de 18 o 24 quilates, siendo este último de un color amarillo más intenso. Para rebajar esta intensidad, se mezcla con plata y/o cobre para dar lugar a piezas de oro amarillo de 18 quilates. En la actualidad, el precio del oro de 24 quilates se halla en torno a los 50 euros, mientras que el de 18 quilates se sitúa en los 38-40 euros.

Oro blanco

El oro blanco, por su parte, es más caro en la compra venta de oro que el amarillo. Un color que se basa en la fusión del oro con un metal blanco (níquel, paladio, manganeso o plata). El valor del oro blanco es muy alto, por lo que se emplea para la fabricación de anillos y broches. La mezcla con paladio da lugar a diversos engastes de piedras.

Oro rosa

El oro rosa es también otro de los metales más preciados en la compra de oro. Se compone, por lo general, de un 75% de oro, un 5% de plata y un 20% de cobre, el metal que le da, precisamente, este color rosado. Las piezas de joyería de oro rosa son muy atractivas, versátiles y fáciles de combinar. Además, es mucho más discreto que el oro amarillo al no tener un color tan intenso.

Oro rojo

El tono rojo del oro apenas se diferencia del rosa por su contenido en cobre. De hecho, el oro rojo se basa en un 75% de oro y un 25% de cobre. Por tanto, lleva un mayor porcentaje de cobre que el rosa y no incluye plata. En la compra venta de oro se ha convertido en una opción muy popular en los últimos años.

Oro verde

El oro verde puede presentar dos tonalidades diferentes:

  • Verde claro: 75% de oro, 23% de cobre y 2% de cadmio.
  • Verde intenso: 75% de oro, 15% de plata, 6% de cobre y 4% de cadmio.

Tal vez sea de las variaciones de oro menos conocida, por lo que su valor es notable. Sus piezas combinan muy bien con otras joyas del mismo color, como la esmeralda.

Oro gris

El gris es una tonalidad que el oro adquiere al mezclarlo con oro amarillo y paladio o plata, pero también con manganeso y cobre. En los últimos años ha adquirido un enorme valor en la compra venta de oro, ya que se emplea especialmente en las joyas de diseño más moderno.

 

color del oro

Oro púrpura

Conocido también como el oro violeta o morado, este color se obtiene al mezclar el oro con un tipo de aluminio. No obstante, al tratarse de un oro de menor resistencia, su valoración en la compra venta de oro suele ser más baja que la del resto de piezas. Sin ir más lejos, cualquier pequeño golpe puede deteriorar la pieza, por lo que se emplea sobre todo para pequeños detalles.

Oro azul

Probablemente estamos ante una de las variedades del oro menos populares, pero más sorprendente. Muchos conocerán este oro por su nombre de coltán. Para su creación, se combinan metales como el columbio o el tantalio. También se suele emplear galio o indio, lo que incrementa el valor de la pieza al vender oro.

Oro negro

Finalmente, tenemos que mencionar el tradicional oro negro. Un color que se consigue a partir de la aleación del oro con un metal como el cobalto. En su proceso de fabricación, la pieza de joyería está chapada en rodio negro. Son piezas que, además, han adquirido un enorme valor en los últimos años por su carácter llamativo y elegante. 

Por qué hay oro de diferentes colores

A la vista de todo lo expuesto hasta el momento, es fácil de aventurar que la presencia de tal cantidad de colores se debe al mezclar el oro con distintos metales. El amarillo, el blanco y el rosa son los tipos más populares en el sector de la joyería. Los tres suelen tener la misma composición y las mismas cualidades.

Lo que diferencia, por tanto, a todos los colores es la mezcla del oro con otros metales. De todos ellos, el blanco y el rosa se hallan en la actualidad entre los más valorados, por encima incluso del oro amarillo. No obstante, en los últimos años en la compra venta de oro se aceptan todo tipo de piezas, ya que combinan muy bien y se han popularizado bastante.